Buscar este blog

Cargando...

Modelos de Puertas


En las clasificaciones convencionales, se suele distinguir el modelaje de acuerdo de acuerdo con el supuesto destino de las puertas. Así, es costumbre establecer fundamentalmente tres grupos: el dirigido al cerramiento de huecos de paso interiores; el de entradas de pisos y apartamentos, que comunican las viviendas con la escalera general de la finca; y el de entrada y salida del edificio, lo que popularmente se denomina “puertas de calle”.
Sin embargo, lo que de modo básico diferencia a los tres grupos entre si es el tamaño de la superficie a cerrar y el grosor de las hojas. Pero en cuanto al diseño, al acabado externo que se ve y se toca, no puede decirse que existan modelos apropiados para cumplir una u otra función. Es este aspecto, el cambio de opinión ha sido espectacular: hoy en día se considera que el mismo modelo, adaptado en dimensionado y espesor a la misión que deba cumplir, servirá indistintamente para cualquier aplicación, ya que esta depende únicamente del gusto estético del propio usuario.
Atendiéndonos a esta realidad, hemos dado por sentado que lo básico, para la elección del modelo, es el diseño. Y que cualquiera de ellos puede ser adaptado al hueco y función objeto del problema, prescindiendo por lo tanto de seguir ninguna de las clasificaciones clásicas conocidas para adoptar una que consideremos mas racional.